Revolución, un cuento…

Mojito News les comparte Revolución, un cuento breve del escritor polaco Slavomir Mrozek, que sintetiza parte de la historia de la Europa del Este. Una excelente parodia de la innovación humana, en su tránsito por lo novedoso, lo insólito y la transgresión. En primera persona un hombre elige la transformación de su habitat en busca de la renovación de su existencia. Ensayo y error que lo conducen, desde un incisivo sentido del humor, a descubrir la verdadera esencia de lo revolucionario.


Revolución

Por Slavomir Mrozek

En mi habitación la cama estaba aquí, el armario allá y en medio la mesa.

Hasta que esto me aburrió. Puse entonces la cama allá y el armario aquí.

Durante un tiempo me sentí animado por la novedad. Pero el aburrimiento acabó por volver.

Llegué a la conclusión de que el origen del aburrimiento era la mesa, o mejor dicho, su situación central e inmutable.

Trasladé la mesa allá y la cama en medio. El resultado fue inconformista.

La novedad volvió a animarme, y mientras duró me conformé con la incomodidad inconformista que había causado. Pues sucedió que no podía dormir con la cara vuelta a la pared, lo que siempre había sido mi posición preferida.

Pero al cabo de cierto tiempo la novedad dejó de ser tal y no quedo más que la incomodidad. Así que puse la cama aquí y el armario en medio.

Esta vez el cambio fue radical. Ya que un armario en medio de una habitación es más que inconformista. Es vanguardista.

Pero al cabo de cierto tiempo… Ah, si no fuera por ese «cierto tiempo». Para ser breve, el armario en medio también dejó de parecerme algo nuevo y extraordinario.

Era necesario llevar a cabo una ruptura, tomar una decisión terminante. Si dentro de unos límites determinados no es posible ningún cambio verdadero, entonces hay que traspasar dichos límites. Cuando el inconformismo no es suficiente, cuando la vanguardia es ineficaz, hay que hacer una revolución.

Decidí dormir en el armario. Cualquiera que haya intentado dormir en un armario, de pie, sabrá que semejante incomodidad no permite dormir en absoluto, por no hablar de la hinchazón de pies y de los dolores de columna.

Sí, esa era la decisión correcta. Un éxito, una victoria total. Ya que esta vez «cierto tiempo» también se mostró impotente. Al cabo de cierto tiempo, pues, no sólo no llegué a acostumbrarme al cambio—es decir, el cambio seguía siendo un cambio—, sino que, al contrario, cada vez era más consciente de ese cambio, pues el dolor aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

De modo que todo habría ido perfectamente a no ser por mi capacidad de resistencia física, que resultó tener sus límites. Una noche no aguanté más. Salí del armario y me metí en la cama.

Dormí tres días y tres noches de un tirón. Después puse el armario junto a la pared y la mesa en medio, porque el armario en medio me molestaba.

Ahora la cama está de nuevo aquí, el armario allá y la mesa en medio. Y cuando me consume el aburrimiento, recuerdo los tiempos en que fui revolucionario.


 
Sławomir Mrożek (Borzecin, Polonia, 1930 – Niza, Francia, 2013)  

Estudió arquitectura, historia del arte y cultura oriental. Antes de darse a conocer como escritor, obtuvo cierto éxito como periodista y dibujante satírico. A partir de 1957, su carrera literaria se desdobla en dos facetas, la de autor dramático, que le ha merecido reconocimiento universal y la de narrador que lo posicionó como escritor popular.


Siete obras de arte inspiradas en las revoluciones


Telmary – Interactivo. Los Revolucionarios.

Prepara tu Villa, el coctel revolucionario (+18/Subversivo)

Ingredientes

  • 1 laja de aguacate
  • 8 hojas yerbabuena
  • ½ oz jugo de limón amarillo
  • 2 oz Tequila Revolución Cristalino
  • 1 oz jarabe de tuna
  • 1 oz Ancho Verde

Preparación

Coloquen en el shaker la laja de aguacate, la yerbabuena, el limón y maceren bien los ingredientes. Agreguen hielo y viertan el resto de los ingredientes; sirvan en una copa cupe, haciendo doble colado para que no se vaya ningún sedimento. Decoren con una cáscara de aguacate y un ramito de yerbabuena.


LA MANERA MÁS REVOLUCIONARIA DE ENVIAR DINERO TRASTIENDA.SHOP

6 comentarios en “Revolución, un cuento…

  1. A mi pasa eso mismo de vez en vez.
    A veces no se donde me voy a poner yo, si contra la pared o de cara al cielo.
    Pero creo que lo mas razonable es no dejar de sentirme revolucionaria.
    Thanks a lot FL

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s